La canciller alemana Angel Merker fue puesta en cuarentena luego de que un médico que le proporcionó una vacuna dio positivo al coronavirus. Su vocero, Steffen Seibert, informó que Merkel recibió una vacuna contra infección por neumococo como medida de prevención. Y que trabajará en casa sometiéndose a “pruebas regulares” en los días venideros. La información es de AP y la publica “Reforma”.