Ante la contingencia por el coronavirus, el Obispo de la Diócesis de Veracruz, Carlos Briseño Arch, exhortó a las personas a ponerse las pilas y quedarse en casa para no exponer a la familia ante algún contagio. “Estas son las cosas de a que tenemos llamar la atención, de que nos pongamos todas las pilas, no unos sí y otros no, porque de nada sirve el sacrificio que hace una madre y unos hijos al estar en casa, cuando el esposo no lo hace, o puede ser al revés”, expresó. La nota es de José de Aquino en “XEU Noticias”.