Lugar:
Fuente:
Afp

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este lunes que no permitirá que el coronavirus genere un daño duradero en la economía de su país y que analizará cómo avanzar en este sentido la próxima semana después del término de un periodo de 15 días para evitar la propagación de la enfermedad.

“Estados Unidos estará nuevamente, y pronto, abierto a los negocios”, dijo Trump en una conferencia de prensa en la Casa Blanca, en la que añadió: “No vamos a dejar que se convierta en un problema financiero duradero”.