“Estamos listos para entablar las conversaciones necesarias con el presidente López Obrador y su gabinete; nuestro proyecto en Mexicali cumple con todos los requisitos que marca la ley y prioriza el cuidado y disponibilidad de agua para todos”, manifestó la empresa cervecera “Constellation Brands”, luego de que a través de una consulta popular se decidiera detener la construcción de su planta en Mexicali, Baja California. La empresa ha invertido hasta el momento en la construcción de la cervecera cerca de 900 millones de dólares y el Consejo Coordinador Empresarial está muy molesto por su suspensión. Con información de “Milenio”.