Con la contigencia por el Covid-19 en fase 2, la Plaza Garibaldi en la CDMX se mira vacía, sin bullicio, con apenas 20 mariachis ociosos, trajeados con elegancia, esperando a la gente que no llega. “Los que han trabajado ha sido con una canción, dos canciones. es lo que han trabajado los compañeros”, relata Perla, echando un vistazo a su desangelado alrededor. Víctor Sánchez, Secretario General de la Unión Mexicana de Mariachis, prefiere mantenerse optimista. “Sí hay trabajo, no estamos del todo olvidados” repite, como para convencerse. La nota es de Francisco Morales en “Reforma”. Fotos de Héctor García.