Lugar:
Fuente:
El Financiero

El peso se recuperó este lunes frente al dólar, después de haber un nuevo mínimo histórico el domingo, cotizando en las 24.7830 unidades, informó el Banco de México (Banxico).

Durante las operaciones de apertura en Asia del lunes (domingo por la noche en México), el peso tocó un nuevo mínimo histórico frente al dólar en los 25.7849 unidades.

El regreso de la moneda mexicana se debió a un apetito por activos considerados de riesgo que favoreció a divisas de mercados emergentes.

En las operaciones del día, según los datos de Banxico, el peso se depreció 0.18 por ciento, esto en comparación con el cierre del viernes que fue de 24.74 por dólar. En tanto, en operaciones electrónicas, la moneda mexicana se apreció 0.97 por ciento.

En ventanilla bancaria, el billete verde cotiza en 25.14 unidades, cifra menor al cierre informado el viernes por Citibanamex, que fue de 25.36.

“La dinámica del peso mexicano continúa exhibiendo amplia volatilidad, en línea con nuestra visión sobre mayor estabilidad en mercados solo hasta observarse un punto de inflexión en el ritmo de contagios a nivel global”, señalaron analistas del Grupo Financiero Banorte en una nota de análisis.

El índice Bloomberg, que mide la fortaleza de la divisa estadounidense frente a una canasta de diez divisas, retrocedió 0.10 por ciento, a mil 266.99 puntos.

El apetito por riesgo mejoró luego de que se pudiera llegar al pico en el número de fallecimientos en Europa y Estados Unidos por el COVID-19.

Durante las primeras horas de operación del peso influyó el mensaje del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien habló el domingo para informar acerca de la respuesta gubernamental para combatir la emergencia sanitaria, con la respuesta enfocada en continuar y expandir con los programas sociales.

“La negativa del gobierno a implementar medidas contracíclicas, optando por enfocarse en los proyectos estrella de la administración, combinado con una probable contracción económica severa (en el mejor de los casos similar a lo observado en la Gran Recesión), hace probable que la deuda de Pemex pierda su grado de inversión en los próximos meses. El principal factor que ha evitado que esto suceda es la capacidad del gobierno para intervenir en la empresa productiva del Estado. Se prevé que el menor crecimiento incida en una menor recaudación fiscal durante al menos dos años, por lo que también es probable que las calificadoras sigan ajustado a la baja la calificación crediticia de los valores gubernamentales de México”, explicó Gabriela Siller, directora de análisis bursátil y económico de Banco Base.

Durante la sesión también se llevó a cabo la segunda subasta de swaps de la línea de la Fed, la cual tiene como finalidad apoyar la liquidez en el mercado y aliviar presiones sobre la moneda mexicana.

Según datos del Banxico, se asignaron mil 590 millones de los 5 mil millones de dólares subastados.

Más temprano, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicó los datos de la inversión fija bruta de enero, que avanzó 1.7 por ciento con fortaleza en la construcción no residencial.