Lugar:
Fuente:
XEU Noticias / Anabel Vela

Ante el COVID-19 en el Banco de Alimentos de Veracruz se ha incrementado la demanda de comida donada, ya que se detecta que cada vez las personas no tienen ni para la cuota de recuperación.

Al respecto, el director ejecutivo de la organización, Darío Jiménez Romero, indicó que al principio de la contingencia sanitaria se había incrementado considerablemente la demanda de alimentos con el pago de una cuota de recuperación, pero al momento se nota que cada vez la situación económica en sectores vulnerables es más precaria, por lo que se requiere es donaciones.

“Nosotros difundimos el producto, los alimentos mediante una pequeña cuota de recuperación, sin embargo, ahorita hemos disminuido ya la demanda con cuota de recuperación, pero se ha incrementado la demanda de alimentos donados”.

En este sentido, detalló que han acudido a diversas comunidades de la entidad veracruzana a apoyar con alimentos donados, por ejemplo en la zona de Tezonapa.

Agregó que ante este panorama requieren de donaciones para poder armar despensas y dárselas a familias vulnerables.