Lugar:
Fuente:
Redacción - XEU Noticias

En la ciudad de Orizaba las autoridades municipales han tenido que ir hasta los domicilios particulares para entregar cubrebocas a las personas que no lo usan en las calles o que expresan no tenerlos.

El alcalde, Igor Rojí, explicó que a través de las patrullas de la policía se hace el reparto de la protección, con el objetivo de que no haya argumentos válidos para no utilizarlo.

“El que no tenga cubrebocas pues le llevamos a su domicilio su cubrebocas, para que no hay pretexto del porqué no usar cubrebocas”, dijo en entrevista.

Ante la escalada de casos, en los camiones urbanos y taxis se ha hecho la misma distribución para que los usuarios del transporte público no estén expuestos.

Aunque el Ayuntamiento de Orizaba determinó que el uso del cubrebocas es obligatorio, cuando se sorprende a alguien sin él no es detenido ni sancionado como ocurre en otros municipios como Poza Rica.

Hasta el último reporte de la Secretaría de Salud estatal, el municipio tiene 79 casos confirmados; 46 sospechosos; y cuatro defunciones a causa del COVID-19.

Foto: XEU Noticias