Lugar:
Fuente:
La Razón Online

La mezcla mexicana de exportación registró una ganancia de 2.90 por ciento al concluir la jornada en un nivel de 32.33 dólares por barril, respecto al cierre del viernes pasado cuando terminó en 31.42 dólares por barril.

En la primera sesión de la semana el crudo nacional registró la primera ganancia después de tres jornadas consecutivas de pérdidas, debido a la incertidumbre generada por los rebrotes del COVID-19, y por el incremento del inventario de almacenamiento en Estados Unidos.

En el mismo sentido, el precio del petróleo WTI concluyó la jornada de este lunes con un rebote del 2.37 por ciento, para cotizar en 37.12 dólares el barril, debido a un repentino optimismo por un posible repunte de la demanda en el último mes y por el compromiso de cumplimiento de los recortes por parte de las naciones de la OPEP+.

En el caso del Brent del Mar del Norte, para entrega en agosto cerró este lunes en el mercado de futuros de Londres con un ascenso del 2.55 por ciento.

“Las principales mezclas de petróleo cerraron la sesión con ganancias, ante señales de que la oferta esta disminuyendo y la demanda aumentando. Por un lado, fuentes con conocimiento del tema dieron a conocer que Iraq redujo las ventas de petróleo a varias refinerías Europa y Asia, lo que apunta a que el país está cumpliendo con su acuerdo con la OPEP y sus aliados (OPEP+). Por otro lado, el Ministro de Energía de los Emiratos Árabes Unidos, Suhail Al Mazrouei, mencionó que la demanda de China, India y Europa está creciendo”, afirmó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base.

Añadió que otro factor que apoyó el precio del petróleo fue el debilitamiento generalizado del dólar estadounidense, que se dio al cierre de la sesión, tras la noticia de que la Reserva Federal comenzará a comprar bonos corporativos. Dicha medida será tomada para mantener liquidez en los mercados financieros globales y mitigar los efectos negativos del coronavirus.

No obstante, en la sesión el precio del petróleo mostró amplias fluctuaciones, llevando al WTI y al Brent a tocar un mínimo intradía de 34.36 y 37.24 dólares por barril, respectivamente.

“Lo anterior se dio como consecuencia del aumento en la percepción por riesgo causado por el incremento en el número de nuevos contagios en China y en Estados Unidos. Esto aumentó las dudas sobre el ritmo de recuperación de las dos principales economías globales, lo que a su vez , sostuvo la especialista, elevó “el nerviosismo en torno a la frágil demanda por petróleo”.

Foto: Cuartoscuro