Marcelina Bautista, fundadora del sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar, primera organización del ramo en el país, señaló que cientos de trabajadoras del hogar viven en la incertidumbre, ya que la emergencia sanitaria ocasionó que sus empleadores las despidieran porque “estaban contagiadas, tenían síntomas o eran sospechosas de enfermarse de coronavirus; otros las mantuvieron, pero con reducción en su salario”. Agregó: “Gran parte de ellas tiene tres meses sin laborar y sin ingresos para sacar adelante a sus familias”. La nota es de Laura Gómez Flores en “La Jornada”. Foto de “dgfss.wordpress.com”.