“El Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh señaló que el arroz blanco pierde sus nutrientes al quitarle el salvado y el germen. Por esta razón las marcas comerciales de arroz refinado fortifican este alimento con nutrientes adicionales. Un artículo publicado por “Journal of Tradicional and Complementary Medicine” concluyó que el arroz blanco enriquecido con ácido gamma-aminobutírico ayuda a reducir la hipertensión. A su vez, esto previene padecimientos cardiovasculares o cerebrovasculares relacionados con la presión arterial alta”. Lo escribe Paola Monterrubio en “El Universal” de Ealy Ortiz. Foto de “Hablando de nutrición”