La artista Frida Kahlo nació el 6 de junio de 1907 en Coyoacán, y como muchos genios de su profesión, no tuvo una vida simple. A los 6 años sufrió poliomelitis. A los 18, un tranvía arrolló al autobús donde viajaba dejándole graves lesiones, las cuales resultaron en 32 operaciones y una columna fracturada en tres partes que la condenó a usar corsés  de por vida y fue elemento recurrente en sus pinturas. . “Un cuerpo con movilidad limitada le dio una mente extraordinaria y sus obras son en el mundo dignas representantes del surrealismo mexicano”. Lo escribe Jessica Moreno en la revista “Sky View”. Foto de archivo.