“La actual no es la primera crisis que vive México y de otras hemos salido adelante. Aunque esta vez la caída será más drástica, quizás no tenga el alcance, por ejemplo, de la de 1995 que arrasó con el sistema financiero, o la de 1982 que destruyó a la banca mexicana y erosionó por muchos años la confianza empresarial. Claro habrá costos y pérdidas. Pero tenemos lecciones aprendidas que nos hacen pensar que empresas y trabajadores en el país nos recuperaremos”. Lo escribe el Director de “El Financiero”, Enrique Quintana.