El peso mexicano sólo tuvo una pérdida de 0.31 por ciento a pesar de la baja histórica en el Producto Interno Bruto del segundo trimestre en México. Y otro poco también por la recuperación que tuvo el dólar tras varias semanas de debilidad. Concluyo la jornada con 22.08 unidades por dólar. La nota es de José Antonio Rivera en “El Economista”