“Anque hoy habremos rebasado el “escenario más catastrófico” que proyectó Hugo López-Gatell, de los 60 mil  muertos por la pandemia del Covid-19, el subsecretario de Salud que es vilipendiado por muchos mexicanos y defendido por otros hasta del fanatismo, acumula cada vez más poder dentro del gobierno de López Obrador. Convertido también un operador político y cuenta con el apoyo del Presidente a pesar de sus costosos errores y fallidas predicciones. En encuesta de “Parametría” para el 2024, Gatell salió al nivel de Ebrard y Monreal en las intenciones de voto y por arriba de Sheinbaum, y el ala dura del gobierno ya lo empezó a manejar como el “Plan B” si la Jefa de Gobierno se rezaga en las encuestas”. Lo escribe Salvador García Soto en “El Universal”. Foto de “El Heraldo de México”