Esa historia no le toca.

 

 

Por: Ed. Dr. Claudia Viveros Lorenzo.

 

Uno de los temas que ha estado en el tintero, ha sido la aprobación de la ley que despenalice el aborto en nuestro estado. Hoy no me voy a poner a detallar si estoy a favor o en contra, si es correcto o no. Lo que sí, quiero puntualizar es la libertad de decisión y de acción que las mujeres en tantos sentidos no logramos conseguir. Y que aún estando en el siglo XXI, sigamos exigiendo respeto, voz y voto. ¿Le gusta Netflix?. Fíjese que estas dos últimas semanas, he estado mirando “Anne whit an e” Serie enclavada en el siglo 18, en Norteamérica, que toca el tema de una chica adoptada con ideas muy adelantadas a su tiempo, que reclama y persigue el encuentro con ella misma y motiva a su pequeña comunidad a entender que las mujeres son algo más que objetos destinados a casarse y tener hijos. Es grandiosa. Al principio pensé que sería muy sosa, pero es interesantísimo poder observar un guión enclavado en esos tiempos donde ya se pensaba y tocaban estos temas y donde se demuestra, que el deseo y la lucha es antiquísima. Todas y todos merecemos respeto, no entiendo porqué seguir empeñados en meternos en la vida de los demás queriendo imponer formas o conductas que no son del agrado del otro, la mayoría esta aferrado en querer controlar al prójimo, cuando no puede controlar la vida propia ¿usted sí?

 

El 26 de agosto, fue encontrado asesinado y cremado el cuerpo de una menor de 16 años, en Mexicali, cuando el Gobernador de la entidad, Jaime Bonilla Valdez, habló del tema, dijo que era lamentable la muerte de la chica, y mencionó la relación de menores con la delincuencia de la región, y omitió su opinión sobre la menor la cual voy a citar de forma completa: “Tristemente… una niña de 16 años, pero pues la niña también traía tatuajes por todos lados y también el crimen lo cometen uno de 18 y uno de 22 y 23 años. O sea, el problema delincuencial en el estado bajó a esas edades. Tenemos que tener mucho cuidado con qué vamos a hacer con ellos, cómo vamos a prevenir que esa adolescencia no esté llegando a la delincuencia”. Espeluznante la declaración. La traducción según el Gobernador es: ¿que si tienes tatuajes, te mereces ser asesinada, porque pareces delincuente? ¿Me parece o alusino?

 

Si alguien prefiere viajar por el mundo toda su vida y eso le hace feliz, olvidándose de los “deberes sociales” de tener familia y trabajo formal.. adelante! Si otro pregona que ser vegano, lo ha vuelto más saludable y eso lo hace sentir mejor… adelante! Si a otro le gusta la carne, bienvenido! Si hay varones a los que le gusta vestir de rosado o mujeres que adoran el fútbol soccer, ¿cuál es el drama? Hay quien prefiere el calor y otros el frío, el chocolate o la vainilla, el café o el té. Y no pasa nada. Para todo hay posibilidad. Todos tenemos diferentes formas de pensar y eso no nos hace más ni menos que otro. Ni más malos ni más buenos. Lo que sí nos hace detestables es adoptar posiciones cerradas y obsoletas, en las que nos hacemos partícipes casi de la santa inquisición (que ahora es tecnológica) y despedazamos a quien no esté cercanamente de acuerdo con nosotros. Y voy a retornar al punto donde empecé, porque no quiero que crea que lo olvido. Por que ya sé que no va a faltar el que increpe que en el caso del aborto, no se esta hablando de gustos, sino de vida.  Yo sinceramente creo que sin libertad no hay vida. El que vive sujeto a las decisiones y deseos de otro, esta encarcelado y muerto, aunque respire. Retornemos al deber y el bien ser. Busquemos nuestra esencia y antes de cualquier cosa, seamos honestos con nuestros deseos y sueños. Trabajemos en lograrlos y si el mundo gira al nuestro rededor, que sean otros los que se atoren queriendo empujar ruedas que no son suyas. Las nuestras mantengámoslas. No perdamos el tiempo queriendo dar explicaciones a gente que no las va a entender nunca. Actuemos sobre nuestra propia existencia y experimentemos con responsabilidad y sabiduría todo aquello por lo que estemos dispuestos. No caigamos en doble moral. Sea feliz con lo que decida y no se meta en camisa de once varas tratando de juzgar o cambiar al de enfrente. Que esa historia no le toca.

 

Comentarios: draclaudiaviveroslorenzo@nullgmail.com

 

Sígame en mis redes sociales:

Twitter:@clauss77         Facebook: ClaudiaViverosLorenzo