Ayer, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell aseguró que el gobierno mexicano no tiene nada que ver con la distribución en nuestro país de la vacuna rusa contra el Covid-19, llamada “Sputnik V”.  El doctor en Epidemiología, señaló que “la pandemia podría acabarse en seis semanas si todas las personas se quedaran en sus hogares, sin embargo, esa acción provocaría un colapso económico y social”. La nota es de “El Financiero”. Foto de Wikipedia.