A mis 74 años de edad, ya seguí la recomendación de mi hija y del Dr. Alfredo Fernández Arrriola,, gran lector de este Portal, que escribió que él así lo acostumbra y que también lo hacen en Japón… y ya me baño sentado. Fui a Home Depot (en el altavoz dicen que sólo puede ingresar una persona por familia, pero los mayores de 60 años pueden entrar con una persona,  no me sentí bien con eso, porque todavía se puede uno valer por sí mismo) y compré  un tapete antiderrapante más largo. Pongo mi silla a una distancia conveniente de la regadera y me baño sentado. Ya al final,  me paro dos o tres minutos para lavarme las “partes nobles”. Está mejor así, se reducen los riesgos de caídas, en todo caso si se llega uno a caer, lo hace uno de más corta distancia del piso que si estuviera parado. Me falta comprar mis chanclas “Crocs” que recomendaron, Foto de info.betem.  ¡Prueben,. viejitos!