AstraZeneca confirmó que un segundo paciente vacunado contra el Covid-19 presentó un trastorno neurológico no explicable. Ello hace  que algunos investigadores hagan sonar la alarma en la tercera fase de los ensayos clínicos de la vacuna que desarrollan junto con la Universidad de Oxford. Fueron detenidos otra vez los ensayos. La  fuente es RT y lo publica “XEU Noticias”. Foto de “Reuters”