Lugar:
Fuente:
Associated Press/ La Razón

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, pidió este domingo que su rival demócrata, Joe Biden, se someta a una prueba antidopaje antes o después del primer debate del martes entre ambos aspirantes a la presidencia.

“Pediré insistentemente una prueba antidopaje para Joe el Dormilón antes o después del debate del martes en la noche. Naturalmente aceptaré someterme a uno yo mismo”, escribió el mandatario en Twitter.

“Sus actuaciones en los debates han sido desiguales a niveles récord, por decirlo suavemente. Solo las drogas podrían haber causado esta discrepancia”, agregó.

Trump, de 74 años, ha pasado meses cuestionando el estado mental de su rival, de 77 años, y ha sugerido que el exvicepresidente toma “medicamentos no especificados” para mejorar su desempeño.

Los debates, previstos para el 29 de septiembre y 15 y 22 de octubre, serán las oportunidades de mayor repercusión para que los dos candidatos destaquen los contrastes, alienten a su base y convenzan al segmento, pequeño pero crucial, de votantes indecisos.

Biden y su equipo dicen que ansían enfrentar al mandatario cara a cara. “Los debates permitirán al vicepresidente obligar a Trump a responder por todas sus mentiras”, dijo Cedric Richmond, uno de los jefes de campaña.

También permitirán al demócrata refutar el argumento de que es demasiado viejo. Richmond asegura que el tiro le podía salir por la culata a Trump, pues habitualmente destroza la sintaxis en largas divagaciones.

Algunos en el bando de Trump parecen coincidir. Después de tratar durante meses de presentar a Biden como un hombre débil y disminuido mentalmente, ahora destacan sus habilidades para tratar de reducir las expectativas del lado de Trump.

Jason Miller, asesor de la campaña de Trump, asegura que Biden es mucho mejor polemista que Hillary Clinton.

kl

Foto de AP