Desde hace más 10 años hemos enfatizado la existencia de órganos autónomos que eviten la concentración del pode en una persona y eviten los abusos del poder y la menor protección a la ciudadanía en muchas áreas.. Y hemos reconocido siempre a Ernesto Zedillo como el Presidente de México que más respetado su funcionamiento. Si en varios casos, por su autonomía, ha habido excesos, se deben castigar los actos de corrupción, pero los contrapesos  en un país, son fundamentales para el desarrollo de la democracia. Muy bien Don Ernesto nuestro reconocimiento a su respeto.