La Academia Sueca reconoció en la poeta estadounidense, Louise Gluck, una voz austera, sin adorno poético, pero poderosa para dar a conocer imágenes dolorosas de lo cotidiano, y le concedió el Premio Nobel de Literatura 2020. Ella, además, trabaja como profesora de Inglés en la Universidad de Yale. En 1993 ganó el Premio Pulitzer  y en 2014 el Premio Nacional de Literatura. La nota es de Ricardo Quiroga en “El Economista”. Foto de Infobae, cortesía del PN