“En México desde el gobierno de López Obrador, ya han puesto en marcha el “Plan B” en el escenario de que ganara Joe Biden la elección en EU, para lo cual el canciller Marcelo Ebrard está reactivando sus contactos de primer nivel con el Partido Demócrata, al que apoyó en las elecciones de 2016 con Hillary Clinton. Por cierto, no sólo Ebrard tiene contactos con los demócratas, El candidato Joe Biden tiene dos amigos personales  en México, de muchos años y de toda la confianza y cercanía: el empresario Miguel Alemán Velasco y su hijo Miguel Alemán Magnani”. Lo escribe Salvador García Soto en “El Universal” de Ealy Ortiz.