Ayer, autoridades e investigadores de la UNAM realizaban un homenaje a un destacado mexicano, muy vinculado con la institución, el Premio Nobel de Química, Mario Molina, a quien propusieron ante el Senado para recibir la Medalla Belisario Domínguez, cuando se dio el deceso, a los 94 años de edad,  de otro destacado universitario, el Dr. Guillermo Soberón Acevedo, quien fuera Rector de la UNAM,  así como Secretario de Salud en el sexenio de Miguel de la Madrid y creara el Patronato del club Pumas de la UNAM. Descanse en paz este destacado mexicano. Foto de “El Financiero”.