“El historiador Allan Litchtman, con su método de predicción, desde 1984 ha pronosticado correctamente los resultados  de la elección. En 2016, contra viento y marea, dijo que ganaría Trump y no se equivocó. Este año está pronosticando que ganará Biden. El ex- Canciller Jorge Castañeda opina lo mismo y asegura que “este arroz ya se coció”.. Yo, para evitarme bochornos como el de 2016, todavía le doy el beneficio de la duda a Trump. Y voy con los apostadores de “predictit.org” en el sentido de que Trump tiene 40% de posibilidades de ganar”. Lo escribe Leo Zuckermann en “Excélsior”.