Aunque algunos analistas hablaban de una posible concertacesión- en especial en Hidalgo, porque en Coahuila el gobenador Riquelme es integrante de la Alianza Federalista- el haber ganado el PRI con “carro completo” los distritos electorales de Coahuila  y la mayoría de los municipios  de Hidalgo- donde siguen en disputa los municipios más importantes- hacen ver que estábamos equivocados los que pensamos que la marca PRI estaba en proceso de extinción,  sobre todo por  los señalamientos de corrupción de muchos de sus gobernantes y autoridades,. Estos resultados de Coahuila e Hidalgo son un “tanque de oxígeno” y un estímulo para el partido tricolor rumbo a las elecciones de 2021, y un motivo de preocupación para Morena y el PAN..