Cuando llegó a la Rectoría de la UV, Víctor Arredondo Alvarez, por mediación del finado Mauricio Rullán me invitó, previa aprobación de la Junta de Gobierno, a fungir como Secretario de Finanzas y Administración de la institución. La actual Rectora, Sara Ladrón de Guevara, fue designada Secretaria Académica. Estuve poco tiempo en el cargo y cuando presenté por primera vez mi renuncia me dijo que no lo podía hacer porque él había llegado al cargo por el presidente Zedillo. Me quedé otros pocos meses más. Posteriormente, siendo yo Director-Gerente del Seguro del Magisterio, él fue nombrado Secretario de Educación, dependencia a la que sectorialmente estaba adscrito el SSTEEV, y me trató bien. Más tarde, sin cargo oficial ambos, en un cumpleaños mío, preparó él personalmente la paella. Este lunes, reapareció en un evento virtual de la UV. Foto de “Universo”