Hace poco falleció la destacadísima jueza progresista Ruth Bader Ginsburg. Donald Trump logró su objetivo de que la substituyera una jueza conservadora, Amy Coney Barret, quien hoy, con 52 votos a favor y 48 en contra.  rindió protesta ante el Senado. Si la elección ´presidencial llegara a anularse, su presencia en el cargo pudiera ser decisiva, a favor de Trump.. Con información de “El Universal”. la publca “XEU Noticias”.