Lugar:
Fuente:
La Jornada/Braulio Carvajal

 

La incertidumbre por los resultados de la contienda presidencial en Estados Unidos ha favorecido a la moneda mexicana, pues el tipo de cambio interbancario terminó la jornada del miércoles con una ganancia de 1.19 por ciento, al cotizar en 20.99 por ciento.

Según analistas, la apreciación del peso se debe por ahora a que el proceso electoral ha transcurrido en calma, sin disturbios significativos y sin paralización de la economía estadunidense.

“Es probable que se dé a conocer un ganador en las próximas horas o, en el peor de los casos, antes de que termine la semana”, dijo Gabriela Siller, economista en jefe de Banco Base.

Indicó que por ahora todo parece indicar que Joe Biden será el siguiente presidente de Estados Unidos, con 248 votos electorales de los 270 necesarios para declararse ganador, lo que se compara con 214 votos de Donald Trump.

Sin embargo, sigue habiendo incertidumbre, pues la ventaja de Biden en Nevada (6 votos electorales) y Michigan (16) es muy estrecha, cercana al 1 por ciento.

De ganar Joe Biden, dijo Siller, se espera que como principales políticas económicas eleve los impuestos corporativos y que incremente los estímulos a las familias.

En este contexto, explicó que el riesgo para México radica en la posibilidad de que se revise el T-MEC, principalmente los apartados referentes a salarios.

Mientras que un riesgo para Estados Unidos sería un incremento del salario mínimo y la implementación de medidas de distanciamiento social estrictas, lo que puede frenar la recuperación económica y a su vez afectar de manera indirecta a la economía mexicana.

En tanto, la Bolsa Mexicana de Valores cerró la sesión con una ganancia mínima de 0.03 por ciento, en un nivel de 37 mil 475.76 puntos.

Al interior, el desempeño fue positivo, con 21 de las 35 emisoras cerrando con ganancias, una sin cambios y 13 con pérdidas.

A pesar de esto, las caídas de Cemex (6.56 por ciento) y Grupo Cementos Chihuahua (3.35 por ciento) limitaron las ganancias significativamente, en alrededor de medio punto porcentual, por su ponderación conjunta de 6.26 por ciento en el índice.

Siller señaló que esto se podría deber a que ambas empresas tienen porcentajes importantes de sus ingresos provenientes del mercado estadounidense, en donde no se sabe con certeza quién será el nuevo presidente, lo que afecta la seguridad del inversionista de mantener posiciones en ambas.

Foto de Víctor Camacho.