Lugar:
Fuente:
Roberto Garduño/La Jornada

 El gasto del gobierno federal contempla tres prioridades para el año próximo: garantizar los programas de atención y fomento a la salud, impulso al fomento a la inversión que continúe detonando el desarrollo y garantizar el fondeo de los programas sociales, expuso hoy Victoria Rodríguez Ceja, subsecretaria de Egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). También aceptó como viable el inicio de la discusión nacional en materia de recaudación – a través de una reforma hacendaria-, y ponderó que los recursos al campo aumentarán en 2021 el 0.2 por ciento.

En su exposición ante la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, propuso un gasto total de 6.2 billones de pesos para el año fiscal de 2021. Esa bolsa se dividirá en 4.6 billones de pesos a gasto programable en educación, medio ambiente, programas sociales, y deuda pública y participaciones federales a entidades y municipios, un billón 600 mil millones de pesos.

La víspera de elaborar el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021, en el encuentro se vislumbró la complejidad del debate que se prevé el lunes de la semana próxima, por la distribución en programas al campo, a las universidades, a la seguridad, y la supuesta disminución de los recursos que se distribuyen a los gobiernos de los estados. No obstante, el coordinador del Partido del Trabajo, Reginaldo Sandoval, documentó que la pretendida baja en esas participaciones no es tal, y hasta recordó a los diputados de Movimiento Ciudadano y del PAN que la fórmula de reparto fue aprobada por esos partidos en el año 2007, cuando Felipe Calderón fungía como presidente.

Incluso, los representantes de Morena señalaron que respetarán los lineamientos generales de la propuesta de presupuesto. No obstante, “sentémonos a platicar” sobre otros rubros, se subrayó.

En su turno Enrique Ochoa Reza, del PRI, planteó que su bancada está de acuerdo en que se contemple en el gasto 33 mil millones de pesos para la vacuna, mientras que en el proyecto de PEF, se contempla que los 33 mil millones de pesos que se obtuvieron del Fondo de Salud del Insabi no se aportaran para la compra de la vacuna, sino para la construcción de hospitales y plazas de médicos. Así, el representante priísta puso sobre la mesa la propuesta para que en el proyecto se incluya un artículo transitorio con objeto de que, al programa nacional de vacunas, que tiene presupuestado un monto de dos mil 300 millones de pesos, se agreguen los 33 mil millones de pesos para que esa suma se destine al suministro de vacunas y en especial para enfrentar el Covid-19.

Victoria Rodríguez consideró que los estados tienen una situación financiera compleja, y el gobierno federal, “ha tratado de enfatizar rubros de gasto, los obligatorios, las pensiones y dar cumplimiento estricto a la ley de coordinación fiscal.” Agregó que “por parte del gobierno federal se da estricto cumplimiento a las participaciones a las entidades federativas. Estaremos atentos a seguir entregando los recursos a los estados”.

 

La subsecretaria escuchó reclamos de la oposición, del PAN y del PRD, para elaborar una propuesta de gasto contracíclico y la urgencia de una reforma fiscal.

Con serenidad replicó: “Se está pensando cubrir y no dejar desatendidos todos los compromisos, incluido el Fonden. El Fondo opera cuando hay desastre, después de la declaratoria, llega a los grupos de trabajo que acciones serán atendidas. Las entidades federativas no necesitan al cien por ciento los recursos al momento del desastre. Creemos que con este mecanismo podremos seguir operando y no dejar sin atención todos estos temas que implican los imprevistos”.

En una de sus intervenciones aclaró el destino de los 33 mil millones de pesos -provenientes del Fondo de Salud del Insabi-, pues “efectivamente desde que el gobierno mando el proyecto de paquete económico. Se presupuesto el fondeo de los 33 mil millones de pesos, se fondearán 25 hospitales de alta y muy alta marginación, creación de plazas para estos hospitales, plazas para médicos especialistas, la gratuidad de la salud, reforzar estos proyectos de salud. No dejar desamparado a ningún beneficiario.

Foto de SHCP