“Los retos que enfrentaría Joe Biden son formidables, tanto en el frente interno como en el internacional. El número uno está claro.  contener la pandemia del coronavirus y reencauzar la economía. La segunda prioridad es un tema de fondo y  central para lograr la reconciliación nacional, cómo evitar que el país siga polarizándose entre dos grupos.. El tercero es la reconstrucción profunda de las instituciones, el servicio civil de carrera y las regulaciones que permiten gobernar al país. Finalmente, en el trámite externo, es regresar o reinventar las alianzas, desde el acuerdo climático de París hasta la OMS”. Lo escribe Rafael Fernández de Castro en la revista “Proceso”. Foto de archivo.