Romina, dueña de “La Esquinita de Buenos Aires”, en la Colonia Roma de la Ciudad de México, creó el platillo “La Mano de Dios”, en honor al astro del futbol, Diego Armando Maradona: una milanesa abundante con dos huevos estrellados y papas a la francesa. Ella es originaria del barrio de Villa Luro, en Buenos Aires. La nota es de Pedro Anza en “Milenio”. Foto de “Cuartoscuro”.