Lugar:
Fuente:
EFE/AFP/AP/Milenio

La Corte Suprema rechazó la demanda que había solicitado el estado de Texas, y respaldada por otros estados republicanos, para cuestionar los resultados de las elecciones presidenciales.

La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó una demanda presentada por Texas, en conjunto con otros estados gobernados por republicanos y respaldada por el presidente Donald Trump, para rechazar los resultados de las elecciones presidenciales, poniendo fin a un intento de lograr que jueces estatales y federales fallaran a favor del mandatario bajo supuestas acusaciones de fraude electoral.

La orden de la corte fue la segunda esta semana en la que rechazó las solicitudes republicanas de participar en el resultado de las elecciones de 2020.  En su escrito, la alta instancia judicial señaló que “Texas no ha demostrado un interés judicialmente reconocible sobre la manera en que otros estados llevaron a cabo las elecciones”.

Sus nueve integrantes, incluidos tres designados por el presidente republicano, concluyeron que Texas no tenía derecho a interferir en la organización de elecciones en otros estados. Trump, que todavía se niega a reconocer su derrota, había estimado que este recurso era “muy sólido” al intervenir personalmente en el caso.

El martes, el fiscal general de Texas, el republicano Ken Paxton, solicitó al Supremo que impidiera que Georgia, Michigan, Pensilvania y Wisconsin, todos ellos estados donde venció Biden, refrendaran su victoria en el Colegio Electoral, al alegar que sus gobernadores emplearon la pandemia como “pretexto” para cambiar las reglas electorales y permitir un mayor voto por correo, una opción que eligieron millones de estadounidenses.

Los jueces rechazaron una apelación de los republicanos de Pensilvania el martes. El Colegio Electoral se reunirá este lunes para elegir formalmente a Biden como próximo presidente.

Foto de shinecorporatraining.