Cosmovisión

Por; Raúl López Gómez

 

Veracruz: la meca del turismo

 

En el presente periodo vacacional a estas tierras se darán las avalanchas naturales de vacacionistas que estarán buscando un poco de descanso y también esparcimiento, luego de que casi todo el año se ha convertido a causa de la pandemia en el más peligroso para la humanidad en todos los tiempos.

 

Los veracruzanos, estarán de plácemes al recibir a los vacacionistas de todas partes del orbe, se trata de un respiro para los prestadores de servicios turísticos en general, pero más que nada de las diversas entidades del país, que ya han comenzado a llegar y por lo mismo se registran los grandes aforos vehiculares y congestionamientos viales en la zona conurbada de Veracruz y Boca del Río.

 

Las recomendaciones de las autoridades de Boca del Río en forma especial del alcalde Humberto Alonso Morelli, son muy simples, a los locales hacer salidas escalonadas para las compras navideñas y en una persona por familia, dar paso a que los visitantes disfruten de los centros de reunión y con eso permitir la movilidad con extrema precaución a las medidas de sanidad de sana distancia y de evitar aglomeraciones.

 

En hoteles y restaurantes, que se cumplan con todas las medidas sanitarias a fin de proteger a unos y otros de los contagios exponenciales, y con orden además de una efectiva organización, se podrá salir de este momento con éxito, siempre y cuando no se den las clásicas osadías de quienes no usan cubrebocas, o se desbocan en una celebración, cuando en la realidad se deben atender reuniones con el mínimo de personas.

 

Si, se atienden a todas las medidas sanitarias el estado de Veracruz, puede marcar la pauta, para reactivación economía necesaria, pero sin abusar del momento con los visitantes que estarán llegando con fines de descanso en el presente periodo vacacional decembrino.

 

En el país, los reportes son de un millón 229 mil 378 contagios acumulados de coronavirus y de 113, 019 fallecimientos.

 

El semáforo epidemiológico en México, no presenta cambios para la semana del 14 al 20 de diciembre.

 

Únicamente los estados de Baja California y Zacatecas, se encuentran en rojo; siguen en amarillo Colima, Oaxaca y Tlaxcala.

 

Y aún quedan 24 estados que continúan en naranja, se trata de Baja California Sur, Aguascalientes, Chihuahua, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Puebla, Quinta Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tamaulipas, Tabasco y Yucatán.

 

A punto de pasar a rojo, se dice que se encuentran Aguascalientes. CDMX, Coahuila, Durango, estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Nuevo León, Querétaro y Sonora.

 

La regla es no bajar la guardia en materia de sanidad, y de todas las medidas preventivas, y en las reuniones familiares, al mínimo de asistentes y no exponerse a un contagio exponencial.

 

Del orden, dependen que Veracruz, siga en el semáforo verde, y si toda la gente local se porta bien, en enero hasta se pueden reactivar las clases en forma normal y escalonada.

 

Muy felicitado en ocasión de su cumpleaños, el licenciado Sergio Moreno Cabrera, quien trae consigo una gran experiencia en el servicio público en el sector educativo y en el sector de turismo.

 

En alta tensión se encuentra la política veracruzana, se esperan pronto algunas sorpresas, que tienen que ver con los ajustes necesarios con fines a darle forma al gobierno estatal, que hace un gran esfuerzo por sacar adelante los programas normales.

 

Pero, desde el centro del país, es en donde se toman las decisiones y al parecer ya se dio la decisión de poner orden en algunos rubros, que cuando menos se ayuden con algunos relevos a mantener la calma a la incertidumbre electoral, por una supuesta inactividad política y de los funcionarios que algunos andan perdidos en el espacio. A esperar.

 

Y sin novedad en estos lares, el fervor guadalupano, que se dio con mucho orden y prudencia entre el pueblo que cada año le dan las mañanitas a la Reina de América. Ahora todo se hace virtual y sin problema en las plataformas de las redes sociales.

 

Una felicitación a todos los que ayudaron a transmitir en vivo esta gran celebración desde las parroquias, y que se evitó que se aglomerara la gente, y sólo unos cuantos reunidos para cantarle a la Virgen Morena, las mañanitas, desde su aparición en el Cerro del Tepeyac hace 489 años se le venera y se la agracen siempre bendiciones y el amor por este país que adoptó como suyo y por ese el gran cariño de la gente con todo respeto a la patrona, madre y reina de la mayoría de los mexicanos. Así las cosas.