“No hay una mejor que la otra. Tienen diferente mecanismo, pero al final el mismo resultado. Lo que logran es que el sistema inmune tenga una respuesta ante el virus”. Hay que estar preparados para los efectos secundarios normales,  no son efectos raros, dependen mucho del organismo de cada quien”. Así respondió Roselyn Lemus, doctora en biología nuclear por la Universidad de Oxford. La nota es de Israel Sánchez en “Reforma” Foto de “AP” en “Milenio”.