Respecto al ex-gobernador de Veracruz, Rafael Murillo Vidal, existen dos versiones: los que aseguran que por su edad, ya cercano a los 70 años en el último tramo de su mandato, por la noche después de una larga jornada de trabajo se quedaba dormido en Palacio, algunas veces delante de quienes habían ido a una entrevista. Otro tanto señala que cuando le planteaban un asunto delicado, “se hacía el dormido” y así evitaba dar una respuesta negativa. Foto de “Xalapa antiguo, análisis y opinión”.