El descubrimiento del monumento más grande y antiguo jamás visto de la civilización maya revela grandes secretos sobre ellos, ya que sugiere que los mayas eran más antiguos y desarrollados de lo que se pensaba, según un estudio de la Universidad de Arizona publicado en la revista “Nature”. El monumento, ubicado en Tabasco, cerca de la frontera noroeste de Guatemala, mide casi mil 400 metros de largo y oscila  entre 9 y 15 metros de alto. La información es de DPA y la publica “Milenio”. Foto del INAH.