La mayoría de los padres y abuelos que tienen hijos o nietos en el extranjero, estudiando o laborando, los que cada año venían a México a pasar, juntos en familia, las fiestas decembrinas y de fin de año, en 2020 no lo pudieron hacer por los riesgos de la pandemia del Covid-19. Sin embargo, el hecho de poder verlos y oírlos a través de herramientas como el Zoom y el Skipe en la computadora o el celular, hizo posible ese acercamiento y comunicación, aunque fuere de manera virtual. Esperemos un mejor 2021. Foto de “Expreso”.