IN MEMORIAM DE RENÉ AVILÉS FABILA.

Lejos del Edén, la Tierra.

Mtro. José Miguel Naranjo Ramírez.

Con el paso de los años cada lector va logrando cierta familiaridad, cercanía y empatía con diversos autores sin importar las épocas en que estos hayan vivido, si ahorita nombramos a Cervantes inmediatamente pienso en el universo de Don Quijote, Sancho, Dulcinea, la región de la Mancha, el coloquio de los perros, etc. si de pronto nombramos a Mario Vargas Llosa vienen a mi mente sus amores con la tía Julia, los personajes Pantaleón Pantoja, Urania, el Jaguar, Fushia, etc. el nombre de Julio Cortázar me hace evocar cuentos, Argentina, París, la erudición y complejidad de Rayuela, y así nos podemos dar cuenta que hemos sido y somos parte de un universo literario, integrantes de una cofradía, como fervientes lectores pertenecemos a un selecto club y en esta ocasión de nuestro selecto club quiero traer a la memoria al extraordinario escritor mexicano René Avilés Fabila.

En el caso particular del Maestro René Avilés siempre lo recuerdo por varios motivos, primero porque tuve el privilegio de poder conocerlo y convivir con él, por haber sido colaborador de su prestigiada revista “El Búho”, lo rememoro por su gran lucidez, espíritu crítico, sarcástico, humorístico, por su abundante y en algunos casos exquisitas novelas, evoco el año 2015 cuando el Maestro se encontraba cumpliendo 75 años de edad, en aquel año leí y escribí sobre sus clásicas y conocidas novelas amorosas: “Tantadel”, “La canción de Odette”, y fue la primera vez que tuve la oportunidad de leer: “Réquiem por un suicida”, una novela filosófica, profunda, altamente reflexiva, el personaje de esta emblemática novela llamado Gustavo Treviño todavía tiene mucho que enseñarnos, cuestionarnos. El Maestro René Avilés dejó este mundo el 9 de octubre de 2016, en el pasado mes de noviembre sus lectores y amigos recordamos que hubiera cumplido 80 años de vida, físicamente no los cumplió, pero el Maestro nos sigue hablando y enseñando, por lo tanto, lo recordaremos leyendo su libro titulado: “Lejos del Edén, la Tierra.”

En una entrevista con la periodista Cristina Pacheco, René Avilés declaró que los géneros literarios de su preferencia son el cuento y el relato, y es que en todos estos años que va uno conociendo la abundante obra producida por el escritor, claramente se nota su predilección por el cuento y el relato, además, el Maestro siempre reconoció la enorme influencia que ejercieron en él los escritores Juan Rulfo y Juan José Arreola, afirmando que estos maestros le enseñaron que en el género del cuento se puede alcanzar la perfección, mantener la intensidad, un buen cuento no tiene bajas como si lo puede tener una novela incluyendo novelas consagradas en la historia literaria como el propio Quijote, y partiendo de estas predilecciones literarias René Avilés fue un ferviente lector de cuentos y un gran escritor de relatos, “Lejos del Edén, la tierra” es un puntual ejemplo.

El libro está integrado por cuatro relatos titulados: “Emma, Regreso a casa, Dentro de la piel del lobo, Miriam.” Quiero confesarles que por las razones antes mencionadas desde hace varios años he sido un constante lector del Maestro René Avilés, sin embargo, cada encuentro con un nuevo libro es un descubrimiento agradable, porque si bien ya existe cierta familiaridad con los temas que aborda, la forma, el estilo narrativo, créanme que su pluma es tan fresca, clara, vigente, que sus historias son atrapantes, penetrantes y muy reflexivas, lo anterior lo podemos sentir en los relatos arriba mencionados y como mera introducción e invitación a la lectura me permitiré compartirles parte del relato titulado: “Emma.”

Luis es un joven de 22 años quien vive en la ciudad de México, pertenece a una familia estable económicamente, eso le permite llevar una vida tranquila, de convivencia social, e incluso es un joven amante de la literatura y a pesar de su corta edad él ya se presenta como escritor. Luis asiste a una fiesta y allí conoce a Emma, esta joven es descrita como muy bella, y fiel a los gustos del Maestro Rene Avilés las fiestas son descritas en un ambiente literario, bohemio, whiskero. En la fiesta casera Luis se va a enamorar de Emma y le declara su amor defendiendo el argumento que el amor a primera vista es posible, creíble y aceptable, por supuesto que estamos hablando de jóvenes de veinte años de edad, tal vez, para personas adultas sea un tema soso, ingenuo, cursi, pero no olvidemos que los pensamientos y sentimientos del hoy son producto de muchas experiencias del ayer, y comprendiendo el pasado podemos reconocer mejor nuestro presente.

Cuando Luis le declara su amor a Emma, ella le dice que si realmente siente lo que le ha expresado lo espera al otro día en su casa, Luis llega a la casa de Emma, ella lo recibe y descubre que la bella joven tiene poliomielitis, Emma siempre pensó que al darse cuenta Luis de su enfermedad disminuiría su interés y la supuesta pasión y sentimiento que le había expresado quedaría en el olvido. La realidad es que Luis no cambió de actitud y aquí empezará toda una historia de romance, enamoramiento, sensaciones, deseos, y por supuesto que también complicaciones, ejemplo es que los padres de Emma apreciaban a Luis, pero la mamá de Luis no estaba a gusto con la novia de su hijo, los propios amigos de Luis no comprendían que un joven escritor, con un buen presente y un futuro promisorio anduviera galanteando y estuviera enamorado de una muchacha con problemas físicos.

Contraviento y marea Luis defendió su amor, creyó en él, y créanme que no era por ir contracorriente o demostrar caballerosidad, honor, etc. Luis se sentía feliz y a gusto con Emma porque ella representaba ser una mujer inteligente, libre, segura de sí misma, se entendían a la perfección, iban por convicción contra los prejuicios y conservadores prototipos de la sociedad, y lo mejor es que Luis recibió una beca para irse a estudiar a Paris, realizó su estancia en Francia, pasaron dos años y Luis regresó con su amor e interés intacto por Emma.

El día que Luis regresaba de Francia, Emma, la mamá de Luis y algunos amigos lo esperaban en el aeropuerto, la gran sorpresa y novedad consistía en que a Emma la habían operado y sus piernas ya lucían normales, cuando todo parece indicar que las circunstancias han mejorado para que esta bella pareja sean felices y disfruten en mejores condiciones física su amor, resulta que hubo un cambio radical en Emma y la historia no tendrá un final feliz, por ahora me permito concluir el presente artículo con la siguiente pregunta que un personaje cercano a Luis le hizo varios años después de su rompimiento con Emma: “Bueno, y ¿por qué la dejaste cuando era más hermosa, cuando no tenía defectos en las piernas? Jamás lo entendí.”

 

Correo electrónico: miguel_naranjo@nullhotmail.com

[email protected]

Facebook: Jose Miguel Naranjo Ramirez.