La Reina Isabel, de 94 años, y su esposo Felipe de Edimburgo, de 99, recibieron la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus, de uno de sus médicos,  este sábado, según anunciaron en el Palacio de Buckingham.  Ambos se unen a la más de 1.5 millones de personas  que han recibido la primera dosis en la Gran Bretaña. La Reina y su esposo han pasado el encierro en Inglaterra y decidieron cancelar la tradición reunión familiar de Navidad. La nota es de “Marca”. Foto de “Reuters”.