La estimación del PIB de México, del INEGI, arrojó que del año pasado los efectos del Covid-19 provocaron que la actividad económica cayera 8.5% en su comparación interanual, el mayor monto desde 1932. Las actividades primarias fueron el único sector que alcanzó un avance durante el 2’020. La nota es de Belén Saldívar en “El Economista”. Foto de este medio.