Lugar:
Fuente:
La Jornada

Mario Delgado, dirigente nacional de Morena en imagen de archivo. Foto Roberto García Ortiz

 Morena será “más riguroso” con la selección de sus candidatos para evitar que se registren postulaciones como la de Lily Tellez, dijo en Mexicali su dirigente nacional Mario Delgado en referencia a la presentadora de noticias en televisión que ocupó una curul en el Senado y se integró después al grupo parlamentario del PAN.

Ante la escalada de aspirantes a candidaturas de Morena tras el triunfo en 2018 y las traiciones y cambios de partido político de representantes populares que llegaron bajo sus siglas, Delgado Carillo aseveró que contrario a lo que sucedió hace dos años, en este proceso electoral habrá una evaluación más rigurosa de cada aspirante para que “no se den más casos como los de Lily Téllez”.

A diferencia del 2018, agregó, en 2021 tenemos más elementos de información de la actuación de los distintos liderazgos de nuestro partido, ya se puede evaluar quién se comprometió, quién dio resultados, quién se apegó a los principios de no mentir, no robar y no traicionar, y vamos hacer muy cuidadosos de dar oportunidades a la militancia y la Comisión Nacional de Elecciones va a evaluar más rigurosamente”.

PUBLICIDAD

Pidió a los militantes y simpatizantes a tener confianza en las encuestas de Morena para designar a los candidatos y exhortó a los funcionarios estatales y municipales que busquen una candidatura que sean respetuosos de la ley y soliciten licencia o renuncien a su cargo 90 días antes de la elección.

Delgado viajó a Mexicali para formalizar ante el Instituto Estatal Electoral el registro único de la alcaldesa Marina del Pilar Ávila Olmeda a la gubernatura de Baja California para la elección del 6 de junio.

Ávila Olmeda es la coordinadora estatal para este proceso electoral y se mantiene como alcaldesa por lo que se estima que en breve solicite una licencia definitiva, tal y como lo hizo en el Congreso de la Unión para competir en 2019 por la presidencia municipal de la capital de Baja California.

La debilidad institucional de Morena está en sus dirigencias estatales, sostuvo al tiempo de advertir que se focalizarán en la elección y después resolverán la existencia de dos dirigencias en Baja California, aunque sostuvo que Ismael Burgueño es quien cuenta con el reconocimiento oficial. Cabe señalar que quien realiza las labores de auscultación de candidatos es Cesar Peña, el otro dirigente impulsado por Bonilla.

“Morena no es de nadie, no le pertenece a ningún grupo. En este proceso hay una debilidad institucional en las dirigencias estatales que tendremos que corregir más adelante”, expresó.

Cuestionado sobre los conflictos del gobernador Jaime Bonilla con sectores de la sociedad e incluso con gobernantes de ese partido político, el dirigente destacó la importancia de lo que haga en su administración estatal para refrendar el triunfo electoral en una entidad en la que busca la continuidad, por lo que consideró al empresario “un activo muy importante para Morena” que será fundamental para mantener la gubernatura.

En entrevista para La Jornada, se pronunció por todas las acciones afirmativas del IEEBC en favor de los jóvenes para personas con discapacidad, grupos indígenas y la comunidad LGBTI y sostuvo que en Morena “somos promotores de no meter candidatos que hayan sido agresores de mujeres y de abrir espacios políticos para mujeres y que puedan ejercer sus derechos sin ningún tipo de violencia”.