Don Justo Fernández López en su fructífera vida en 88 años, apoyó muchas causas de beneficio para la población. En Coatepec se supo de varias de ellas. En Xalapa, entre otras, otorgó el préstamo para iniciar la construcción del Palacio Municipal y también contribuyó en la construcción de la Escuela María de Rivera, entre otras instituciones educativas. Y en el libro de Dionisio Pérez Jácome se menciona que, con 5 millones de pesos, fue el primer aportante para la construcción del Instituto Tecnológico de Minatitlán, además de que fue “el auspiciador del proyecto, coordinador de los empresarios que se unieron a él y vigilante de la aplicación de los recursos”.