La canciller alemana, Angela Merkel, quiere mantener las restricciones para frenar la propagación del coronavirus hasta al menos el 1 de marzo, dijeron este martes los participantes en una reunión de su propio grupo parlamentario. “Tenemos que esperar hasta el 1 de marzo. Mi objetivo sería no tener que rectificar para seguir de nuevo con más medidas de cierre”, dijo Merkel, según los participantes en la reunión, La nota es de “Excélsior”