Comenta Dionisio Pérez Jácome en sus “Memorias Políticas” que el ex-gobernador Agustín Acosta Lagunes, al conocer su casa-rancho “Villa Verde”, en El Grande (a unos kilómetros de Xalapa), le gustó tanto que quiso instalar ahí la Casa-Gobierno del Estado de Veracruz. Y que aunque él le manifestó que le era difícil de aceptar por su numerosa familia que seguido lo visitaba de la CDMX, después de tanta insistencia del gobernador lo aceptó sobre la base de que sería de manera temporal. Ya estaba resignada su familia a dejar la vivienda, cuando un “golpe de suerte” les ayudó. Al verla, el Director de Seguridad Pública, Acosta Chaparro, le comentó a Acosta Lagunes que “no le parecía que el lugar brindase las condiciones más adecuadas para que el Gobernante de un Estado lo habitara”. Y hasta ahí quedó.