Carrusel, Economia y negocios, Noticias

Lucero, emprendedora xalapeña quee busca ayudar al planeta

Lugar:
Fuente:
E-Consulta Veracruz

“Tejido por mamá” nace con la finalidad de hacer del cuidado de la piel un proceso más amigable con el planeta a un precio accesible

 

Lucero García es una joven xalapeña de 20 años y estudia Ciencias de la Comunicación en la Universidad Veracruzana. Junto con su mamá, Elpidia Ortíz, decidieron emprender durante la pandemia. “Tejido por mamá” nació en agosto de 2020; tejen y venden pads ecológicos con hilo 100 por ciento de algodón. 

Un pad es un pequeño circulo fabricado con algodón, que es utilizado comúnmente para las rutinas de cuidado de la piel y retirar el maquillaje del rostro. Su valor promedio en el mercado es de entre 20 y 59 pesos por paquete.

 

Lucero cuenta que todo empezó en julio de 2020, cuando conoció a una amiga francesa, mientras se encontraba de movilidad en Puebla, en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP). Jeanne hizo que su “roomie” comenzará a cuestionarse sus hábitos de consumo.

“Debo admitir que antes era una consumidora al full. Pero todo cambió cuando me fui a Puebla. Jeanne es una persona muy verde, siempre trata de disminuir su huella ecológica e hídrica. Durante 3 meses en cuarentena me contaba historias de los químicos dañinos que consumimos en productos para la limpieza; la piel y alimentos. Ella se regresó a Francia en julio y me dejó una espinita: Me volví más consciente de lo que consumía, usaba, calzaba, en sí de toda mi rutina diaria”.

Al regresar a Xalapa (julio de 2020) Lucero se percató que uno de sus hábitos que más desechos generaba era desmaquillarse o su rutina de cuidado de la piel.

“En agosto fui con mi mamá a hacer el súper y noté que ella usa alrededor de cinco pads solo para limpiarse la cara. No usa maquillaje. Yo usaba de tres a cinco piezas, lo que provocaba que cada 15 días debíamos comprar un paquete de pads de algodón desechables”.

 

Tras darse cuenta de esta situación, Lucero comenzó a investigar el impacto ecológico que el consumo de pads desechables de algodón provocaba y, dice, se sorprendió al descubrir lo perjudiciales que son.

Debido a su tamaño, un pad de algodón puede terminar casi en cualquier lugar; tapan baños, alcantarillas e incluso algunos animales los pueden consumir, lo que incluso les provoca muerte por asfixia.

Además, para producir un solo kilogramo de algodón se pueden llegar a necesitar más de 20 mil litros de agua dulce.

De acuerdo con un artículo de Stephen Leahy, publicado en The Guardian, el 85 por ciento de las necesidades relacionadas con el agua de toda la población de la India, estarían cubiertas con el agua que el país destina a los cultivos de algodón.

Cien millones de personas de la India no tiene acceso al agua potable y es uno de los principales productores de algodón.

Lucero continuó investigando, pero ahora buscaba lugares en Veracruz y Xalapa que vendieran pads ecológicos o reutilizables. Encontró un par de lugares, sin embargo, se percató de que algunos tenían precios elevados o eran de materiales que podrían provocar irritación en la piel, como la microfibra o tela de dudosa procedencia.

“Encontré negocios en Veracruz, 10 piezas circulares hechas de microfibra por 200 pesos; siete piezas por 110 pesos. Uno en Xalapa de tela de dudoso material, mal cortado y mal pegado, cinco por 100 pesos”.

Lucero y su mamá comenzaron a elaborar un prototipo con microfibra, pero al momento de recortar los círculos para hacer los pads se dieron cuenta que desechaban muchos retazos de tela. Lo idea no terminaba de ser ecológica. Además, la tela se desgastaba muy rápido.

Al buscar una alternativa más ecológica y amigable con la piel, Lucero descubrió que en Argentina, Colombia y Chile los pads no eran fabricados con tela, eran tejidos con hilo 100 por ciento de algodón.

Fue así que, con ayuda de su mamá, Elpidia Ortíz, comenzaron a tejer pads y dieron inició a “Tejido por mamá”.

Pads ecológicos y amigables con tu piel

“Mi mamá era la única que sabía tejer, en ese entonces hizo dos, uno lo usó mi hermana y otro yo. Nos quitaron el rímel, la base, el labial, los residuos, así que pasaron la prueba”, cuenta Lucero.

Al ser tejidos, los productos de “Tejido por mamá” no generan retazos de tela ni son desechados y el 95 por ciento del hilo es utilizado, ya que de cada carrete queda un sobrante, pero es utilizado para crear el lazo con el que cierran los costalitos de manta en donde entregan los pads. Su precio por unidad, en promedio, es de 20 pesos, y además son reutilizables

Los productos que elabora Lucero tienen nombres de animales, como “pulpito” o “conejito”, que fueron los primeros colores en lanzarse y los más solicitados hasta momento.

 

Que tengan nombre de animales tiene motivo: Lucero busca generar conciencia en sus clientes.

“Elegí nombres de animales porque quiero que las personas que nos conozcan y aquellas que usen nuestros productos sean menos egoístas y conscientes de que el planeta está compuesto por animales, plantas y ecosistemas. Y que cada uno es importante para nuestra supervivencia. En primavera lanzaremos la temporada de flores, para continuar con nuestro mensaje”.

Tejido por mamá llega a Francia

A tan solo siete meses de haber iniciado con su página en Instagram y Facebook, “Tejido por mamá” ya realizó su primer envió internacional a Francia.

“Como mencioné, Jeanne fue el pilar para cambiar mis malos hábitos, cuando se enteró de que vendía pads ecológicos se emocionó y me dijo que quería que le llegaran a su país. Enviar un solo paquete sería difícil y muy caro, así que hizo un flyer en francés para compartir con sus amigos y familia. Este tipo de pads no son comunes en Europa, por lo que se animaron a comprar hasta 41 paquetes de 5 piezas”.

 

El proceso de envió tardó casi dos meses, entre las fiestas decembrinas, tejer 200 pads, cortar y coser los costalitos de manta, así como buscar un medio para la transferencia por el cambio de divisa y una paquetería.

“En diciembre el pedido estaba hecho y fue hasta finales de enero que el producto fue enviado por DHL. Nos angustiaba que las aduanas lo regresaran, pero 10 días después el paquete ya estaba en su destino”.

Bazar en pro de la Mujer

El 27 y 28 de febrero Lucero y su mamá participaron en el Bazar en Pro de la Mujer que se realizó en el parque Doña Falla, en Xalapa.

El objetivo del bazar fue darle un espacio a las emprendedoras xalapeñas para dar a conocer sus marcas y productos.

El stand de “Tejido por mamá” fue el único totalmente ecofriendly con código QR, ya que no dieron tarjetas de presentación o folletos impresos. De hecho, el instructivo de uso y cuidados de los pads son digitales, para evitar el uso de papel.

 

Lucero fue la emprendedora más joven y ecofriendly en el bazar. “Tejido por mamá es un negocio ecofriendly y lo llamé así como agradecimiento a mi madre, así todos podrán conocer lo que saber hacer y calidad de persona que es”, presume la xalapeña.