En el PAN, en Xalapa, a diferencia de otros partidos, Sergio Hernández ganó en una eleción interna con el voto de los militantes, la candidatura del blanquiazul a la alcaldía. No ganó la elección del 2018 por el efecto AMLO, pero ha acumulado experiencia y simpatizantes en estos más de dos años. Sin embargo, Joaquin Guzmán y Omar Miranda ni panistas parecen. No quieren que participe, no quiere que el PAN encabece la alianza, si la hubiere; y si no hy aianza, dicen analistas que no votarían por él sino por el candidato de otro partido o partidos. Qué pobres panistas, ni lo parecen. Marko Cortés debiera sacarles una tarjeta amarilla preventiva. por su  comportamiento y desleatad. Imagen de “AVC Noticias” de Toño Villagrán