Ojalá que al llegar los adultos mayores a los puestos de vacunación, en la entrada del recinto (escuela, estadio, inmueble) haya personas que revisen la documentación de las personas y si falta o está mal algún docimento, se lo hagan saber al adulto de inmediato, y no 4 o 5 horas después cuando ya van a ser vacunados. Ojalá tengan esa atención con los viejitos. Y ojalá todos los sitios  estén como el Deportivo Colón  y la Escuela General 4, techados y abiertos a los lados, por un posible sol fuerte o lluvia. Foto de “XEU Noticias”.