“La campaña de don Adolfo Ruiz Cortines por la gubernatura de Veracruz fue austera pero consistente, recorrió gran cantidad de poblaciones, casa por casa; cuando pasó por Juchique de Ferrer lo recibió el Presidente Municipal. Después del mitin se fueron a comer a un restaurancito. Don Adolfo, con ganas de apoyar al alcalde, que le había caído bien, le preguntó: “Mi presidente, ¿qué planes tiene usted para apoyarlo cuando logremos la gubernatura? – Bueno- dijo con voz meliflua el orgulloso alcalde- tengo Plan de las Hayas, Plan de Limón, Plan de Zapote; Plan del Río ya no me toca, qué bueno fuera. Don Adolfo se le quedó mirando, no le dijo nada aunque don Adolfo sabía utilizar muy bien las palabras y “El Viejo”, como buen veracruzano, era mal hablado”. Lo escribe Gustavo Avila Maldonado.