“El retorno a las clases prresenciales en México, en el marco de los nuevos escenarios de protección sanitaria que exigen las circunstancias existentes, requiere en principio de la adecuación apropiada de cada escuela para que dispongan, tanto de la instalación de servicios sanitarios apropiados, como de muebles y equipos que habrán de requerirse al interior de cada salón para que se practique la sana distancia, así como de conductas apropiadas de los alumnos, quienes habrán de sujetarse a niveles de disciplina  a los que no están habituados los maestros y mucho menos los alumnos”. Es parye de lo que escribe Alfredo Ríos Hernández, columnista de “Sucesos de Veracruz”.